LA ESENCIA DE ALISTE

La noche de este Miércoles Santo es sin duda la más zamorana de cuantas hay en esta Semana Santa, y con mayor razón lo digo porque de un barrio enclavado a las orillas del Duero parte una procesión, cuya vestimenta de sus cofrades consta de una típica capa de la fronteriza comarca de Aliste.

Portando un sencillo farol, los hermanos de esta procesión cuando desfilan por la calle parecen que van meditando como si fueran monjes. El silencio y su recogimiento es lo más llamativo de este desfile; pero ese silencio es interrumpido por el sonido incesante de matracas, el lento transcurrir del río y de un bombardino que interpreta melodías tristes.

Y tras todo ello aparece el vecino más conocido de Olivares, el Cristo del Amparo. Es una imagen sencilla pero a la vez majestuosa, y aunque ya esté muerto en la cruz no impide que esa muerte sea de excepcional gubia. A sus pies hay una llamativa calavera que nos recuerda en estos días que el hijo de Dios ha sufrido por las humillaciones y burlas a las que fue sometido en aquellos tiempos.

Al cortejo no le gusta despegarse mucho de su barrio y apenas entra en la vieja ciudad, eso sí a los pies de San Ildefonso se rezan las 14 estaciones de la vía Dolorosa. Por la entrañable Puerta del Obispo la comitiva vuelve a su querido barrio y antes de entrar al templo en el que recibe culto todo el año, el pueblo zamorano despide a esta imagen haciéndolo con el canto de ese miserere que tiene sabor de la tierra alistana con la que tan hermanada esta.

Con gran acierto la ciudad decidió darle a esta procesión el nombre de “Las Capas Pardas” que es como la conocemos a día de hoy; un nombre ganado gracias a esa capa que también les caracteriza y esa sencillez con la que cada noche de Miércoles Santo salen a la calle.

Por eso está tan relacionada con Aliste y sus costumbres, tradiciones que con el paso del tiempo no han cambiado para nada y que el pueblo alistano ha sabido mantenerlas perfectamente. Y que en la semana de pasión zamorana están más presentes gracias a esta Hermandad que nos trae cada año la esencia de Aliste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *