MÁS QUE UN COLOR: UN SENTIMIENTO

Comienzan jornadas más ajetreadas que todas las que nos han precedido hasta ahora. Procesiones a todas horas, sin apenas tiempo para descansar; preparativos de última hora. Zamora no duerme, no tiene tiempo.

La Esperanza ya está en las calles y con ella, 1700 mujeres que la quieren acompañar en su vuelta a casa. El martes ya la disfrutábamos a la luz de las velas; esta mañana despierta radiante y se luce a plena luz del sol. Nos da igual, es preciosa en cualquier momento.

Zamora amanece cubierta con vestido, mantilla y peineta; acompañada de caperuces verdes y capas blancas de raso que inundan las calles. A su paso por el Puente de Piedra, el Duero refleja los colores; está más vivo que nunca.

Hubiera sido maravilloso poder disfrutar de momentos así, tan esperados y queridos. Esta mañana, el cielo se ha apiadado de todos nosotros y, como si nos hubiera leído el pensamiento, nos ha dejado una pequeña tormenta, algo que nunca hemos querido que ocurra, pero dadas las circunstancias nos alegramos.

Jueves Santo verde matutino, morado crepuscular y blanco nocturno tornado en gris oscuro, casi negro. Nos han quitado lo que más queremos, pero sobreviviremos.

Mañana de Esperanza,
de raso blanco y caperuz;
dicen algunas lenguas
que es de rasgo andaluz.

Si así lo es, que más nos da,
Zamora siempre tiene algo especial.
Más que un color,
un sentimiento.
Verde esperanza
con capas al viento.

Suben los cofrades
por la cuesta Balborraz.
Tocan “La Saeta”;
sonido celestial.

Llegando a la Catedral,
comienzan con la Salve;
despedimos a nuestra Virgen
y le pedimos que nos aguarde.

Virgen de la Esperanza,
princesa de Zamora,
iluminas nuestras calles; hoy la ciudad te añora.

El próximo año nos veremos,
tenlo por seguro;
estarás hermosa como siempre,
no lo dudo.

Y con esto me despido,
Virgen guapa, Virgen hermosa;
por la tarde veremos otra Virgen:
La Dolorosa.

Ojalá no haya nunca un Jueves Santo sin Esperanza.

Imagen y texto: Verónica Viñuela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *