La Señora de Zamora

Zamora se viste de negro
se abren las puertas de San Juan
Por ellas sale una reina:
La Virgen de la Soledad.

Tan hermosa como siempre
la más bella de Zamora,
avanza resplandeciente
ante la última luz de la aurora.

Con un simple manto negro,
una corona, y sin joyas;
con las manos entrelazadas
fue concebida La Señora.

Ella sale de San Juan
con el Himno Nacional;
y espera con tranquilidad
a avanzar por la ciudad.

Mientras, a la puerta
todas las miradas capta;
zamoranos, forasteros,
a todos les encanta.

Esa cara de niña,
esas lágrimas de cristal;
a todos nos emociona
su mirada sin igual.

Bendito Don Ramón
por crear tal escultura;
pues gracias a él tenemos
belleza, paz y ternura.

Procesiona el Viernes Santo
en el desfile de la mañana
con su dorado y negro manto
se alza la soberana.

Todos la reverencian
como muestra de respeto;
al ser la Señora y Madre de Zamora
por pleno derecho.

Hoy saldría como es ella:
sencilla y de luto;
bajo un fino y negro manto
para llorarle al mundo.

Es una madre que ha perdido
al único hijo que tenía;
que por salvarnos a nosotros
le dejó perder la vida.

Ahora está sola,
triste y herida,
buscando consuelo a gritos
con la mirada perdida.

Querida Soledad,
no llores más, mi vida;
tu hijo resucitará
junto a la Virgen de la Alegría.

Hoy no te podremos ver,
no podremos llorar contigo;
créeme Virgen querida
que no hay peor castigo.

Todo el año esperando
para poder verte en las calles;
y un virus inesperado
ha hecho que todo esto acabe.

Que acabe antes de empezar
menuda paradoja;
hoy no te podremos rezar
ni ver tu cara preciosa.

Virgencita mía,
vela por nosotros;
muy pronto nos veremos
y nos llenaremos de gozo.

Zamora te venera,
Zamora te idolatra;
porque eres su Señora
que en silencio descansa.

Virgen de la Soledad,
mi reina, mi desvelo,
haz que todo esto acabe
en Zamora y en el mundo entero.

Porque eres Nuestra Virgen
y la Señora de Zamora.
Tú, que todo lo puedes
hazlo por la ciudad que te adora.

Verónica Viñuela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *